Articulo Aleatorio


 
IMPER DIBLE
 

“Millennium: The Girl with the Dragon Tattoo” Fincher y su frialdad omnipresente

 
The Girl with the Dragon Tattoo poster
The Girl with the Dragon Tattoo poster
The Girl with the Dragon Tattoo poster

 
Resúmen
 

Director:
 
Genero:
 
Actores: , ,
 
Año:
 
Dirección
6.0


 
Trama
8.0


 
Actuación
8.5


 
Música
9.5


 
Efectos
7.5


 
Resultado
7.9


Los usuarios
9 puntuación total

 

Lo Positivo


La visión de Fincher para esta intrigante historia y la maravillosa actuación de Rooney Mara, que sobresale en todo momento.

Lo Negativo


Puede llegar a ser muy fría, abrumadora, lenta y cruda para algunos. Además Daniel Craig no aporta demasiado como co-protagonista.


Extracto

Esta película ha sido esperada por muchos, ya que David Fincher, en 2010, volvió a sorprender con “The Social Network”. Quizá sus seguidores la han estado esperando, más que nada, porque están ansiosos de verlo ganar un Oscar, algo que me parece, nunca sucederá. No porque no sea un buen director, sino porque, definitivamente, es […]

0
Posteado 17 febrero, 2012 por

 
Reseña Completa de la Película
 
 

Esta película ha sido esperada por muchos, ya que David Fincher, en 2010, volvió a sorprender con “The Social Network”. Quizá sus seguidores la han estado esperando, más que nada, porque están ansiosos de verlo ganar un Oscar, algo que me parece, nunca sucederá. No porque no sea un buen director, sino porque, definitivamente, es una de esas personas que hacen siempre lo correcto pero nunca son reconocidas, además de que sus películas son demasiado “frías”, por así decirlo.

Mi comparación quizá sea un poco exagerada, pero Fincher me recuerda bastante a Alfred Hitchcock, infravalorado por esa academia tan insulsa como es la norteamericana, pero, aun así, tiene sus seguidores. También, al igual que el maestro del suspense, tiene movimientos “fetiches” con las cámaras, que son como marcas de estos directores.

Además de que esta película fue dirigida por Fincher, hay que sumarle el hecho de que está basada en un best-seller que ya cuenta con una trilogía cinematográfica, lo que generó aun más expectativa en todos. ¿Cuál fue el resultado de unas expectativas tan elevadas? Pues bien, comentaristas furiosos, seguidores de Fincher molestos y hasta comentarios que la titulaban como “La peor película de Fincher”. Siempre soy partidario de esperar lo peor de una película, así termina sorprendiéndote y, si es mala, no te llevás una decepción tan grande. Definitivamente “The Girl With The Dragon Tattoo” no es una película mala, solo es una cinta incomprendida.

La película inicia con, desde mi punto de vista, la forma más “correcta” de comenzar una película: con los créditos. Pero no esos créditos de las películas de los 30 o 40 que están ahí, estáticos, aburridos, sino créditos que generan el interés del espectador y eso logra Fincher perfectamente. Son tan desconcertantes estos primeros minutos que uno no sabe exactamente qué pensar, lo cierto es que hipnotizan. La mezcla perfecta entre imagen y sonido hace que uno no tenga ganas de parpadear y, muchos menos, parar esta secuencia magnífica.

La intriga y el suspenso son elementos que se apoderan de esta cinta.

La trama de la película centra en Mikael Blomkvist (Daniel Craig), un periodista de la revista Millennium, que es acusado por difamación. En medio de todo este escándalo judicial que no lo deja dormir, Mikael recibe una oferta de parte de Henrik Vanger (Christopher Plummer), el jefe de una de las familias más acaudaladas de Suecia. Henrik le propone investigar un asesinato que sucedió hace 40 años a cambio de, además de pagarle muchísimo dinero, una información para probar la inocencia de Mikael. Con ánimos de aislarse del mundo y “limpiar su nombre”, Mikael acepta el trabajo y, para ello, solicita a una ayudante… que más que su ayudante, actúa como protagonista de la película. Esta es Lisbeth Salander (Rooney Mara), una joven que, debido a sus problemas conductuales, está bajo la custodia del gobierno sueco. De aquí la trama se enfoca en la investigación de este asesinato pero, más allá de eso, Fincher se encarga de desarrollar bien a los personajes, de manera de que uno pueda entenderlos perfectamente.

Las actuaciones en esta película serían el equilibrio perfecto, de no ser por Rooney Mara, quien salpica talento al espectador durante cada segundo, logrando que uno olvide completamente al resto del cast. Cierto, está el muy correcto Daniel Craig, el problema con él es que siempre son los mismos personajes (por lo menos de las películas que vi con él). Esta película no aporta nada que no haya visto antes, pero no por eso actúa mal, sencillamente, no sorprende. A Rooney Mara no la vi más que unos segundos en “The Social Network” (hasta ahora no puedo creer que sea ella), pero es tan poca su participación que es bastante ignorable. Ahora, en “The Girl with the Dragon Tattoo” es otra cosa. Primero que nada, su papel demanda una transformación gigantesca, el tono de hablar, la apariencia, todo en Lisbeth es diferente a lo normal. Además, el personaje pasa por distintas “etapas”, lo que hace más desafiante el papel, y Mara lo sobrellevó perfectamente. Sorprende aun más en las tomas finales, donde su transformación llega al punto de ser comparable el pokémon Ditto, prácticamente transmutando de cuerpo, lo que hace que su nominación al Oscar sea más que merecida.

Las diferentes transformaciones de Rooney Mara, que se convirtió en la revelación del año.

La trama de esta cinta es bastante interesante. A mí me pareció demasiado correcta, pero a muchos creen que existe un “exceso de información” que llega a confundir al espectador. No sé si confundir, pero manejar toda la información que brinda el film es justamente su magia, te “sumerge” dentro de la investigación, quieres saber qué es lo que realmente está pasando, por qué, por más que tengas todos esos datos, aun sigue la incógnita sin resolverse. Además de que la trama “abomba” con información al espectador, también se encarga de que conozcamos la historia de los protagonistas, brindando imágenes desgarradoramente fuertes que nos explican las actitudes de los protagonistas, haciendo que uno compenetre con ellos, más aun con Lisbeth, quien, siendo tan “dura” como es, convence al espectador de echar unas lágrimas por su situación.

Como ya dije anteriormente, algo que caracteriza a Fincher es la frialdad de sus películas, pero esta frialdad acompañada de una “excelencia” técnica impactante. La fotografía, el sonido, el diseño de producción, la edición, todo es como tiene que ser y transmiten esa frialdad fincheriana tan característica. Pero lo que sobresale (sin desmeritar lo ya mencionado) es el score, de la mano de Trent Reznor y Atticus Ross. Una banda sonora compuesta al más puro estilo “Donnie Darko” pero con mucha más frialdad y mucho menos corazón, una música que transmite escalofríos. Muy a diferencia del score de “The Social Network”, que transmitía un vacío emocional muy grande, ahora el suspenso se apodera de nosotros en estos geniales temas.

La genial pero escalofriante ambientación es única.

Es cierto que quizá la película sea un poco larga y tediosa en algunos momentos, eso es indiscutible. Pero también recompensa nuestra paciencia con tomas que rozan lo inimaginable gracias a la visión de Fincher. En lo personal, me parece una película consumida por la intriga y el suspenso, que dura dos horas y treinta minutos necesariamente, con personajes muy “crudos” y con una ambientación genial. Para que ya les den ganas de ver la cinta les dejo la secuencia inicial donde se presentan los créditos.

Imagen de previsualización de YouTube


Hal 9000

 
Hello Dave.


0 Comments



Se el primero en comentar


Dejar una respuesta

(required)