Articulo Aleatorio


 
IMPER DIBLE
 

A Fistful of Charms, la historia de una bruja que no deja de meter la pata

 
61Y-3tEb+nL
61Y-3tEb+nL
61Y-3tEb+nL

 
Resúmen
 

Autor:
 
Genero:
 
Editor: ,
 
Año:
 
Historia
4.5


 
Narrativa
4.0


 
Originalidad
4.0


 
Resultado
4.2


Los usuarios
2 puntuación total

 

Lo Positivo


La narrativa de Kim Harrison volvió con todo y tenemos un objetivo, que aunque parezca simple, mueve toda la trama del libro. Lentamente podemos entender más los sentimientos de Ivy por Rachel y cada vez nos divertimos más con Jenks, ahora en tamaño familiar.

Lo Negativo


Estar tanto tiempo en la mente de Rachel Morgan se puede volver frustante de tanto en tanto, al punto que uno quiere darle un golpe en la cara. Mejor libro que el tercero, pero no como el primero y segundo de la saga.


Extracto

Una vez más Rachel Morgan está haciendo lo suyo, que es no saber exactamente que, pero bueno, alguien tiene que hacer las cosas ¿no?. Algo bien dentro suyo le dice que lo que tiene pensado es lo correcto, pero bueno, quién sabe, por ahí es su cabeza jugándole una mala pasada.

3
Posteado 4 abril, 2012 por

 
Reseña Completa del Libro
 
 

Una vez más Rachel Morgan está haciendo lo suyo, que es no saber exactamente que, pero bueno, alguien tiene que hacer las cosas ¿no?. Algo bien dentro suyo le dice que lo que tiene pensado es lo correcto, pero bueno, quién sabe, por ahí es su cabeza jugándole una mala pasada.

Pero vaya uno a saber, tal vez sea el demonio Algaliarept que encontró una forma malvada y diavólica de meterse en su cabeza y plantarle pensamientos, así como el vampiro Piscari hace con la mente de Ivy, la compañera de Rachel. En fin, nunca se sabe con los libros de Kim Harrison y menos con la actitud altanera y casi imprevisible de la bruja más infame de Cincinnati.

Eso si, hay algo que ella si tiene en claro, Jenks, el adorable, pequeño y temido duendecito (Pixy en inglés) tiene que volver al grupo de trabajo… como sea.

La historia

Imágen de Jenks, el duendecito que luce como de 18 años

Este cuarto libro empieza prácticamente donde termina el tercero, por suerte, y nos cuenta como Rachel quiere rescatar a Jax, el hijo de Jenks, del ladrón Nick, quién resulta ser su antiguo novio con el que no todo había terminado como debía ya que, hace un par de meses, Rachel fue declarada muerta por la prensa lo que forzó a Nick a desaparecer completamente.

Por suerte Kim Harrison decidió hacer un libro con una historia bastante lineal en cuánto al objetivo y tiene varios, pero varios giros en la historia, los cuáles no se van a detallar acá para no dar spoiler. Lo que sí se puede llegar a entender muy bien es que cada página que se pasa, deseamos meterle una bofetada a Rachel por no pensar en las consecuencias de las cosas que hace.

Después de mucho la trama se fija directamente en la relación de Rachel y Ivy, en conjunto con Jenks y el desdichado y poco querido Nick Sparagmos, haciéndonos recordar un poco al segundo libro, solo que ya con un poco agua bajo el río. Lentamente podemos entender más los sentimientos de Ivy por Rachel y cada vez nos divertimos más con Jenks, ahora en tamaño familiar.

Una vez más todos los personajes son llevados al límite, pudiendo al final encontrar algún tipo de extraño balance entre todos ellos, dejándote siempre con el sabor de que algo está mal, lo cuál denota sin lugar a dudas la excelente narración de Harrison.

Impresiones del Libro

A diferencia del tercero que te deja con un sabor amargo en la boca, éste llena todas tus espectativas y más. Nuevamente llega el final de la novela y/o hacés un vitoreo de victoria o te frustrás aún más con Rachel y su forma de reaccionar extremadamente mal a todo y querés darle un disparo a su actitud.

Podría decirse que este libro es más de lo mismo en cuanto a lo que ya estabamos leyendo de parte Kim Harrison, lo cuál no significa que sea malo, ya que lo que uno recibe al leer éstas novelas es la imprevisibilidad de un personaje que hace las cosas por como se siente y casi sin saber porque, lo cuál añade realidad.

Pero si, llega un momento que estar en la cabeza de Rachel cansa, ya que no se decide por nada y no sabe que es lo que quiere y si quiere algo, no sabe que ni porque. Lo peor realmente es lo fácil en que ella confía en la gente errónea y todo eso se vuelve frustrante por tiempos, aunque por suerte siempre tiene a Jenks o Ivy para sacarle a flote.

En resumen, éste es mejor libro que el tercero, pero no aún al nivel de divertido, bueno e intrigante como el primero y segundo.


Randall Flagg

 
Un diseñador y desarrollador web apasionado por comunicar y transmitir mensajes con puntos de vista fuertes. Amante a muerte por la buena música, en especial heavy metal bien compuesto. Su blog trata sobre tecnología, series de televisión, películas, sistemas operativos o el mundo digital enfocado a lo Geek. Como desarrollador es una persona que usa su blog como conejillo de indias para las nuevas tecnologías y/o tendencias.


3 comentarios



Dejar una respuesta

(required)