2
Posted 20 marzo, 2012 by Hal 9000 in Música
 
 

Compositores y 10 temas extraídos de nuestros sueños (III): Ennio Morricone

Ennio's World
Ennio's World

Se agradece a Kunicz por la imagen de portada.

 

Ya vamos por el tercer compositor épico en esta serie de posts que revive los temas que nunca olvidaremos o que tenemos que conocer. Ya pudimos ver los 10 mejores temas del maestro de la emoción y los vientos (John Williams) y el del terror (Jerry Goldsmith), ahora, es tiempo de ver los mejores trabajos de quien se encargó de hacer mágicas las películas Western, el señor Ennio Morricone.

Ennio Morricone ha de ser uno de los compositores más polémicos que entrará en este especial y, posiblemente, uno de los más polémicos entre los compositores, ¿por qué? Pues, este señor posee muchos amantes de su música (me incluyo), como también muchos detractores que cuestionan el uso de ciertos instrumentos poco convencionales (esa gente parece no cansarse de los violines y del piano parece).

También es muy “polémico” porque se lo considera uno de los mejores compositores de nuestros tiempos, pero, aun así, nunca ha recibido un Oscar. Al menos para mí el Oscar honorífico no cuenta, es un premio que se le dio para que la gente no se queje, pero los frígidos de la academia nunca reconocieron su trabajo. Más allá de que a muchos no les guste, no podemos negar que su legado se siente hasta hoy en día, y es por eso que veremos (o mejor dicho, escucharemos) los 10 mejores temas que ha compuesto el maestro del Western.

10. The Good , the Bad and the Ugly (1966) – Main Theme

Imagen de previsualización de YouTube

Para comenzar la lista, uno de sus temas más memorables. Comienza imitando los sonidos del coyote, ya desde un principio nos damos cuenta por qué la gente dice que utiliza instrumentos poco convencionales. Unos segundos después de los primeros sonidos de viento, podemos sentir como la percusión marca el ritmo al más puro estilo “militar”. Luego, escuchamos silbidos marcando el motiv de la música y entran, sin que podamos imaginarnos, unas voces que parecen “caídas del cielo”, logrando una mayor emoción al escuchar el tema. Los desconcertantes alaridos que entran luego en el tema, por más extraños que sean, increíblemente, van perfectos con la música. Finalmente, la música va perdiendo fuerza para cerrar con unos violonchelos de una forma sublime para los amantes de lo clásico. En mi opinión, es la simpleza del movimiento principal lo que da tanta fuerza. Creo que sin este tema, este clásico del viejo oeste no sería lo mismo.

 

9. The Untochables (1987) – End Titles

Imagen de previsualización de YouTube

Con el tema principal de “The Untochables” Ennio nos demuestra que también puede ser un fetichista por las cuerdas, y vaya forma de mostrarlo. Si bien el tema comienza de una manera tranquila, rápidamente adquiere fuerza con el movimiento principal, donde un ejército de cuerdas y trompetas nos deleitan de forma increíble. Luego las cuerdas dominan el tema, dándonos algo de respiro para la segunda vuelta del movimiento principal, esta vez, no tan de golpe. Para finalizar, sí lo hace de manera abrupta, con las cuerdas y vientos llegando a su máximo potencial.

 

8. Cinema Paradiso (1988) – Cinema Paradiso

Imagen de previsualización de YouTube

Para los puristas que prefieren el sonido del piano y el violín, tenemos en nuestra lista el tema principal de “Cinema Paradiso”, un tema que transmite mucha nostalgia. No sé bien como explicar, yo no he visto la película pero, al escuchar ésta música, veo escenas de mi infancia. Me sorprende como Ennio nos remonta a tiempos de nuestra niñez con este tema. Comienza con el movimiento principal en el piano, hasta que llega el violín a dar tristeza. A lo largo del tema las cuerdas y el piano se mezclan de una forma perfecta, indescriptible, solo escuchando pueden entender la magia de este tema.

 

7. The Mission (1986) – The Falls

Imagen de previsualización de YouTube

Con mucha simpleza y elegancia comienza una de las piezas más memorables de Morricone. Ambientándonos, relajándonos, hipnotizándonos… Esta sensación se mantendrá a lo largo de todo el tema. A los 20 segundos ya toma fuerza con el movimiento principal, con la fuerza de zampoña, y los ecos al estilo de “Carrozas de fuego”. El tema sigue con la misma fuerza hasta que, en un momento, parece que perecerá. Pero no es así, es allí cuando el tema cobra realmente fuerza, repitiendo ese motiv tan conocido, para finalmente cerrar con unos coros casi imperceptibles.

 

6. The Good , the Bad and the Ugly (1966) - Ecstasy of Gold

Imagen de previsualización de YouTube

Esta música habrá sido tan usada en los medios de entretenimiento, que no sé como explicar cómo hizo Morricone, nuevamente, para darnos un tema que sea perfecto para la escena de la película y aun más que eso, perfecto si lo extraemos del film. Comenzando de una forma bastante melancólica se abre paso para transmitir valentía y coraje. La voz de fondo da un tono de mayor heroísmo al tema, luego esta voz se mezcla con los demás instrumentos, pues los mismos toman mayor fuerza, para luego darnos un necesario respiro. Después de ese respiro que necesitábamos, vuelve a sonar el movimiento principal, pero va perdiendo fuerza lentamente para cerrar de una manera brusca.

 

5. Once Upon a Time in America (1984) – Main Theme

Imagen de previsualización de YouTube

Como toda película de mafiosos, existe el factor de suspenso e intriga. Siempre la música es parte fundamental de la película para que se puedan transmitir dichas emociones y Ennio Morricone logra eso en este score. Pero más allá de que lo logre, lo interesante es el modo en que lo hace. Abre el tema de una forma bastante clásica, al más puro estilo Nino Rota en “The Godfather”, pero luego toma un giro bastante interesante cuando entra en juego ese instrumento de viento tan intrigante y seductor, marcando claramente el motiv del soundtrack. La instrumentación de fondo es bastante “misteriosa” y, como siempre, los coros juegan un papel importante en el score, y este caso, no es precisamente la excepción.

 

4. A Fistful of Dollars (1964) – Theme from A Fistful of Dollars

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando escucho este tema, al principio siento que escucho un tango, bastante seductor, pero rápidamente cambia de escencia, transmitiendo, por sobre todo, coraje. Mientras me deleito escuchándolo, me imagino los vaqueros preparándose para su última batalla. Luego de este sentimiento de “preparación” ya entran los otros instrumentos de viento para transmitir algo más de emoción, siempre marcando el ritmo con la percusión a lo militar de fondo. Curiosamente, en este tema no escuchamos los coros a lo Morricone pero, aún así, transmite todo ese entusiasmo tan característico del viejo oeste.

 

3. Days for Heaven (1978) – Days for Heaven

Imagen de previsualización de YouTube

El score de “Days for Heaven” supuso la primera nominación al Oscar para Morricone. Más allá de que no se haya llevado la preciada (ni tanto) estatuilla dorada, tenemos que admitir que Ennio, en esta entrega, nos presenta un tema simple, con un movimiento principal memorable y una instrumentación muy acorde. El tema comienza con el movimiento principal y se va desarrollando a lo largo a través de diferentes instrumentos, lo que hace que sea más dinámico a pesar de sólo recurrir a este motiv.

 

2. For a Few Dollars More (1965) – For a Few Dollars More Theme

Imagen de previsualización de YouTube

Poing-poing-poing-piu-poing-piu-poing… Así comienza uno de los temas más memorables y menos “ortodoxos” de Ennio Morricone. Tras estos sonidos que nos hacen sentir que saltamos, viene un silbido que marca el movimiento principal. Luego, ya entran de a poco otros instrumentos a formar parte de esta amalgama perfecta de sonidos. Obviamente, en un tema como este, no pueden faltar los coros de Morricone, que al principio parecen las de una tribu indígena, pero luego se van “estilizando”, como el tema. Además de las voces épicas que escuchamos, la guitarra da un realce al tema, haciendo que sea más “puro”, menos orquestado, pues Ennio prioriza los instrumentos poco convencionales. Ya hacia el final solo nos queda el silbido y la marcha percutida de fondo pero cierra totalmente con unos violonchelos alucinantes.

 

1. The Mission (1986) – Gabriel’s Oboe

Imagen de previsualización de YouTube

Uno de los temas más memorables de la historia del cine, Gabriel’s Oboe. Ese movimiento tan único de esta música es acompañado a la perfección con instrumentos de fondo a lo Bach. En principio el tema relaja y nos calma, a la segunda mitad del score ya van entrando en juego más instrumentos, realzando la belleza de esta obra maestra. Si bien este tema no posee coros caídos del cielo, es la simpleza de la melodía lo que hace que funcione tan bien y, tras esta melodía, se encuentra una historia que realza el valor del tema.

Cuenta la leyenda que mientras Ronald Joffé filmaba la escena con Jeremy Irons el actor ignoraba por completo cómo ejecutar el instrumento, por lo que Ronald le dijo que no se preocupe, que nada más toque como le parezca, que luego harían la música. Todo muy bien, hasta que Morricone vio la cinta y se vio antes esta “limitación”: Él debía hacer la música, pero debería estar sincronizada con los dedos de Jeremy, para que no parezca montado. Limitación o facilidad (para mi es una limitación gigante) lo cierto es que, tras este suceso, surgió esta melodía que parece caída del cielo.

 

Bonus Track – Cinema Paradiso (1988) – Love Theme

Imagen de previsualización de YouTube

Como bonus track, les dejo uno de mis temas favoritos de Ennio Morricone. Es uno de los pocos temas, pero muy pocos temas, que logra sacarme una que otra lágrima cuando lo escucho. Esto no me sorprendería para nada, pero lo que lo hace especial, es que la melodía me entristece. No recuerdo de la película porque no la vi, por lo que el tema de por sí llega al corazón, sin recurrir a las imágenes que nos ofrece el cine. No me quiero imaginar la escena, ya con la música es mucho… El tema comienza simple, con violines y violonchelos de fondo y ese instrumento de viento tan característico de Morricone. El tema va ya con mucha tristeza pero es un poco antes de los dos minutos donde los violonchelos y el piano se mezclan para humedecernos los ojos, para finalmente cerrar con un violín un poco empalagoso, que es más que necesario por el exceso de tristeza.

 

Con esto cerramos el especial de Ennio Morricone, uno de los compositores más reconocidos de estos tiempos. Odiado por muchos, amado por otros, este italiano que se abrió paso en Hollywood sin duda quedará grabado en nuestra memoria por la eternidad gracias a sus composiciones que dieron vida a tantas cintas.


Hal 9000

 
Hello Dave.