1
Posted 15 febrero, 2011 by Randall Flagg in Juegos
 
 

Final fantasy XIII. Extraño, distinto pero dentro de todo interesante

Graficas
Graficas

Primero que nada decidí volver con uno de los primeros clásicos con los que empecé es por eso que elegí ya con consola en mano, Final Fantasy XIII para Ps3. Es cierto que rondan mas de una versión ya que también se encuentra disponible para Xbox360, personalmente aún no pude constatar la diferencia gráfica y/o de rendimiento. En teoría existen diferencias entre estas versiones.

Empezaré entonces con un pequeño review:
Primero que nada Final Fantasy XIII se sitúa en un mundo (en realidad dos planetas básicamente) que se encuentra en conflicto por una parte tenemos a Coccon y por otro Pulse. Coocon es donde viven todos los humanos etc… y pulse donde viven “los otros seres vivos” que básicamente son monstruos y también los Fal’Cie que son básicamente seres con increíble poder mágico.

Por otra parte tenemos a los L’cie que son los humanos malditos por los Fal’cie a los cuales se les ordena destruir Coocon o morir nuestros personajes principales son malditos de esta manera y se emprenden en una travesía por cumplir su objetivo y dentro de todo mantenerse fieles a ellos mismos al mismo tiempo.

La historia general de Final Fantasy es bastante larga como para intentar resumirla en un articulo, asi que me concentraré en algunos aspectos.

Gráficas

Graficas

Visualmente Final Fantasy XIII se ve muy atractivo tanto las escenas de las historias como bien el ambiente en general llaman la atención de cualquiera.

Las animaciones de las batallas se encuentran muy bien desarrolladas, muchas de las veces hasta te dan ganas de usar ciertos poderes solo por el hecho de poder ver la animación por más que el ataque no sea efectivo.

Punto a Favor
Excelentes gráficas simplemente hermoso.
Animaciones entretenidas y bien hechas.

Punto en Contra
Llegado un momento en el cual como todo final fantasy pasas a entrenar constantemente para subir de “nivel” se vuelve tedioso ver ciertas animaciones sin la posibilidad de cortarlos o que sea mas rápido.

Sistema de batalla

Si hay una de las cosas que a partir de cierto punto en Final Fantasy fue cambiando es el sistema de batalla ya no podemos generalizar y decir que todos los FF son iguales ya que las luchas por turno quedaron por decirlo de alguna manera “adaptados” a nuevos sistemas
Primero que nada nos encontramos con el stagger que no es mas que un porcentaje de defensa del enemigo que llegado un punto “se rompe” (stagger point) y hace que este sea mucho mas vulnerable a los ataques.

Animaciones

Seguido a esto tenemos el uso de paradigmas estos son preparados antes de la batalla como “decís” que son esencialmente strats de batalla que uno puede cambiar y cambiar durante la batalla a lo largo de 6 roles principales ( y aquí mi decepción de no contar con los jobs usuales de siempre “Ven a mi black mage!!!”)

Sentinel, Ravager, Commando, Medic, Synergist y Sabotear que se resumen en Tank, quick Dps, sustainer (para el stagger), healer, buffer y Debuffer.

Punto a favor
Nuevo sistema algo simplificado y relativamente fácil de aprender

Punto en contra
Personalmente extraño los jobs viejos (black mage, white mage, Warrior etc)
El sistema al ser tan automático uno solo toma las acciones del personaje principal y los otros dos del party son controlados por la cpu.
No hay cambio de outfit entre rol y rol.
Los decks desaparecen una vez que uno elige la composición de su party

Gameplay en general

Una de las cosas mas resaltantes es que es terriblemente linear, la historia continua pasando constantemente sin respiro, sin darte algún espacio para tomar decisiones propias, al salir de un topic automáticamente pasa al siguiente problema y así hasta llegar al final con una pequeña excepción en un momento contado del juego.

Es cierto la historia es bastante buena, el gameplay también pero no te da la libertad suficiente para uno tomar las acciones como en los anteriores cuando podías visitar pueblos comprar cosas entrenar a tus personajes para llevarlos a niveles máximos existe solo un momento del juego cuando uno puede tomar una pseudo acción de verdad donde decidimos si seguir o realizar un montón de misiones que se resumen a matar mas bichos.

Uno necesita aproximadamente 40-60 horas para pasar el juego en general y otras 60 para conseguir todas las escenas que no viste o bien conseguir mayor porcentaje en el juego.

Puntos a Favor
Hay que darle crédito a la historia estuvo bastante interesante.
Sistema de batalla algo mejorada pero a la larga termina siendo monótono.

Puntos en contra
Poca libertad para tomar acciones
Historia cuadradísimamente linear ninguna decisión que tomes en la historia (por que dicho sea de paso no te da ninguna oportunidad de hacerlo) resultará en el mismo final SIEMPRE.

Trofeos / Achivements

A quien no le gusta tener el trofeo/achivements de PS3 que diga 100% en final fantasy XIII bueno acá esta el problema con este es pero extremadamente complicado de obtener seguido que lleva muchisisisisimo tiempo (horas, ganas, paciencia) conseguir por que no son simples desafíos…peor se resume a grindear eternamente con los problemas ya citados arriba.
Hablando en líneas generales el juego no es malo podría ser mejor eso si, uno necesita alrededor de 20 horas de juego para que el juego se vuelva interesante y sobre todo mucha paciencia, deberían darle una oportunidad personalmente me gusto dentro de todo y me divirtió lo que duró, aparte este año aún queda por se anunciado una secuela FF XIII-2 así que se convierte en un must jugar este para poder jugar el siguiente.

Puntuación 8/10

Necesito un poco mas que un mundo con chocobos para ser feliz.

Enhanced by Zemanta

Randall Flagg

 
Un diseñador y desarrollador web apasionado por comunicar y transmitir mensajes con puntos de vista fuertes. Amante a muerte por la buena música, en especial heavy metal bien compuesto. Su blog trata sobre tecnología, series de televisión, películas, sistemas operativos o el mundo digital enfocado a lo Geek. Como desarrollador es una persona que usa su blog como conejillo de indias para las nuevas tecnologías y/o tendencias.